No parece claro el topónimo de Capillas. Acaso provenga del sustantivo latino “Capellas”, oratorios o capillas. Pero ¿por qué del nombre? Debe recordarse que, a mediados del siglo XIII, se decía que el lugar daba tercia al Chante de Orense y en el Concilio Tarraconense, celebrado en el año 516, se atestiguaban en España algunos edificios rurales destinados al culto, y desde el siglo IV, había parroquias rurales que encabezaba un solo presbítero, para aparecer en el siglo VI ya la parroquia rural. Así ¿es el topónimo Capillas el lugar de oratorias ORATORIOS por todo lo dicho? 

Ya en el año 955 en la documentación de Ordoño III se le citaba como “Fontes de Capellas”. 

antes de ser Ayuntamiento

En 1250 Capillas pertenecía al arciprestazgo de Villalobón y disponía en esa época de dos iglesias: la dedicada a San Andrés del Castillo que daba tercia al Chantre de Orense, y la de Santa María. 

Fue Capillas una villa amurallada y aún conserva varias puertas, de las varias que dispuso, con arco apuntado y, sobre una, se encuentra levantado el actual ayuntamiento. De frente al mismo, una fuente mandada construir por Francisco Blanco-Salcedo, natural de la villa y que fue obispo de Orense en 1576, y que aquí dispuso de Casa-palacio. 

Contó Capillas con un hospital dedicado a Todos los Santos, con un patio porticado de columnas que actualmente conforman el reconstruido patio de armas del Castillo de Monzón de Campos, que había fundado en la villa Andrés Pérez de Capillas que fuera canónigo y arcediano de la localidad gallega de Triacastela. 
Aún en las eras de la localidad pueden apreciarse los viejos muros de la que fuera ermita del Cristo del Humilladero, patrón del pueblo. 

La iglesia parroquial de Capillas está dedicada a San Agustín, construida en el siglo XVI pero reformada en el XVII; levantada a base de piedra y ladrillo, con tres naves separadas con pilares redondos; la central del crucero mantiene una cúpula sobre pechinas; la capilla mayor se cubre con bóveda de cañón con lunetos. En la nave del Evangelio, un retablo rococó con un excelente crucifijo de Alejo de Vahía; otro retablo rococó, con otra excelente escultura de alabastro de la Virgen con el Niño de Juan de Juni; más otro retablo del s. XVII. 

Capillas-palomares 002

En el Presbiterio, retablo mayor de finales del siglo XVI y en el interior de su custodia destaca una buena pintura con la sagrada cena. 

En la nave de la Epístola destaca un retablo rococó del siglo XVIII; en la Sacristía, una Cruz parroquial de finales de siglo XVI y en el coro, una escultura de Cristo del XIV. 

Al lado, buenas pinturas al óleo sobre tabla de un seguidor de Juan de Flandes de los años treinta del siglo XVI. Cinco relieves de un maestro cercano a Juan de Valmaseda, etc. 

Capillas disponía de 765 habitantes a mediados del siglo XIX, de 513 en 1900, de 365 en 1930 de 354 en 1960 y de 105 en 2006.